El calendario del Hogar Pozo Dulce ha estado últimamente repleto de actividades, especialmente durante los meses de febrero y marzo.  Todo este trabajo es fundamental para cumplir el principal objetivo de los educadores: ofrecer a las personas acogidas los medios necesarios para su recuperación integral.

Revista

El pasado mes de febrero, nos presentaron un nuevo ejemplar de su revista, Pozos Dulces, 12, que en esta ocasión nos sorprendía con un diseño más atrayente que nunca. Sin lugar a dudas, el esfuerzo de los acogidos por sacar adelante cada número de la revista es un logro y un ejemplo para todos nosotros de superación personal y comunitaria, que no debe pasar desapercibido.

Aurelio Lera, uno de los acogidos del Hogar, se encarga de la maquetación y diseño de cada ejemplar, mientras el resto de sus compañeros elaboran los contenidos con la ayuda de un voluntario que se ocupa de coordinar todo este trabajo, Rafael Ordóñez. Cuando Aurelio llegó al hogar carecía por completo de conocimientos informáticos. En unos años, su pasión por las nuevas tecnologías se ha ido plasmando de manera irremediable en cada publicación. Su afán por aprender y el incondicional apoyo del personal de la casa, voluntarios y trabajadores, y de las Hijas  de la Caridad, han contribuido a que Lera se anime a realizar un curso sobre diferentes programas informáticos.

Otras actividades

Por otro lado, también durante el mes de febrero, celebraron la quinta edición de su tradicional torneo de parchís y dominó, y como no podía ser de otra forma, celebraron una gran fiesta de carnaval con divertidas actuaciones de los acogidos y demás personal de la casa.

En el mes de marzo se han desarrollado, además, dos actividades formativas destacadas. Los voluntarios abordaron algunos temas de gran interés como la presentación de la Puerta Única y los diferentes recursos para personas sin hogar en nuestra ciudad, y también concretaron las pautas de actuación con personas sin hogar en el centro.

A mediados de marzo, en torno a cincuenta personas de la casa visitaron Córdoba. Durante la jornada, tuvieron oportunidad de conocer la Mezquita, el famoso barrio de la judería y el museo de Julio Romero de Torres. Una comunidad de Hijas de la Caridad les acogió en su colegio, donde pudieron almorzar y descansar.

Camino a la integración social

En el Hogar Pozo Dulce están convencidos de que para conseguir la integración social de las personas sin hogar es necesario ofrecer una gran dedicación y un enorme esfuerzo. El  volumen de trabajo que se desempeña en el centro, sólo es posible gracias a la valiosa colaboración de los cincuenta y cinco voluntarios, que por medio de su compromiso acompañan a los acogidos en el laborioso y delicado proceso de recuperación personal.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Enero 2020
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2