El jueves, 27 de noviembre, tuvo lugar la inauguración del nuevo pabellón del Centro Gerontológico “El Buen Samaritano”, que a partir de ahora cuenta con 40 nuevas plazas para mayores necesitados.

Agradecimientos

El acto dio comienzo a las 18 h. con una eucaristía, presidida por el Sr. Obispo, que tuvo unas palabras de agradecimiento para los voluntarios y trabajadores de Cáritas, que tanto cariño han puesto durante todo el proceso de creación de las instalaciones. También, Anselmo Ruiz, director de Cáritas, quiso mostrar su satisfacción por la generosa respuesta recibida por parte de diferentes entidades, asociaciones y particulares, que han colaborado desinteresadamente con el proyecto.

Capacidad del centro 

Gracias a un gran esfuerzo, el centro cuenta actualmente con capacidad para 100 personas mayores con gran dependencia: 90 en residencia, 10 en la unidad de respiro familiar (servicio que atiende a la persona durante un mes, para posibilitar que la familia que lo atiende normalmente pueda descansar o solucionar algún problema de urgencia) y 30 plazas en el centro de día.

A pesar de los grandes cambios que supone la ampliación con respecto a su estructura, el director del centro, Patricio Fuentes, afirma que la particularidad del centro seguirá siendo la misma: el trato que se da a la persona, desde el más absoluto respeto a su dignidad como hijo de Dios. Entre otras entidades colaboradoras se encuentra el Ayuntamiento, que ha contribuido con una aportación equiparable al 75% de los impuestos municipales que han originado las obras, Así como la Agrupación de Cofradías y otras hermandades a título particular que han aportado su granito de arena en lo que constituye una muestra importante del compromiso creciente de las cofradías con Cáritas. En números redondos, el coste de las obras ha sido de cuatro millones de euros, incluidos el equipamiento, los permisos, etc. El antiguo Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha colaborado con una aportación de 470.000 euros. El resto lo ha dado la Iglesia por diversos medios. El obispado ha aportado 800.000 euros, que cubrirían una zona para sacerdotes que también se encuentren en las mismas circunstancias de necesidad que los acogidos. Cáritas ha hecho frente al resto gracias a un préstamo de Unicaja, que ahora le toca devolver.

Aunque las donaciones han sido generosas, para afrontar los pagos del préstamo y equipar diversas instalaciones que no se han podido proveer de los materiales necesarios, durante bastante tiempo seguirán necesitando  de la ayuda que les permita seguir adelante con el equipamiento de diferentes salas como el velatorio o el salón de actos.

En la Galería de imágenes pueden ver las fotografías del acto.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Abril 2020
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3