Los templos y edificios parroquiales proporcionan refugio a miles de personas. Los enfrentamientos que comenzaron en Sudán del Sur hace un mes entre el ejército que apoya al presidente Salva Kiir y los rebeldes liderados por el ex primer ministro Riek Machar han obligado a huir de sus hogares a casi medio millón de personas, que vagan sin alimentos ni refugio por el interior del país. 

A estos desplazados internos hay que sumar los 86.000 refugiados que han entrado en los países vecinos, según las últimas estimaciones de la OCHA, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Intensa actividad de la red Cáritas

La situación humanitaria es de extrema gravedad en muchas zonas del país, en las que la red internacional de Cáritas viene trabajando desde el inicio del conflicto. La Cáritas de Sudán del Sur está coordinando la respuesta nacional de la Iglesia católica con la ayuda de los miembros de la red Cáritas Internationalis.

La respuesta a esta emergencia fue inmediata, tanto en la capital del país, Juba, como en otras regiones muy afectadas por los combates, especialmente los Estados de Jonglei y Unity. Muchas personas han buscado refugio en instalaciones eclesiales y lugares de culto, donde Cáritas les facilita alimentos y agua.En las próximas semanas, la red internacional de Caritas desplegará un amplio programa de ayuda de emergencia para distribuir a los desplazados materiales de refugio, agua potable y artículos de higiene. De hecho, ya se ha enviado al Estado de Awerial un primer envío, con mosquiteras, cubos, bidones de agua y aperos agrícolas.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Diciembre 2019
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5