En la última reunión del Comité de Coordinación de la red Cáritas Internacional para la emergencia de Afganistán, celebrado el 8 de noviembre en Islamabad (Pakistán), se dio luz verde a la puesta en marcha de nuevos proyectos de ayuda a los refugiados afganos. Dicho Comité de Coordinación -integrado por miembros de Cáritas Internacional y de las organizaciones colaboradoras locales- aprobó el proyecto presentado por la Cáritas Diocesana de Rawalpindi-Islamabad, por un importe de 299.631 dólares USA, para proporcionar ayuda de emergencia a una población de 2.300 familias afganas que residen en el área de la ciudad pakistaní de Queta. Dicha ayuda se distribuirá y comenzará con el reparto a de equipamiento básico de invierno (edredones y productos de higiene).

Por su parte, la Cáritas Diocesana de Hyderabad va a iniciar la instalación de 600 módulos de aseo en los campos que se están construyendo actualmente en las inmediaciones de Peshawar. Para ello, esta Cáritas pakistaní ha movilizado unos recursos de 260.689 dólares. En lo que se refiere a las Cáritas occidentales presentes en la región, la Cáritas Holandesa (Cordaid) ha anunciado el envío, por vía terrestre, de mantas y de combustible para estufas y cocinas domésticas a la frontera entre Irán y Afganistán (donde se han identificado unas 50 familias de refugiados afganos) y a la zona meridional de Afganistán (donde hay al menos 20.000 familias sin acceso a la asistencia humanitaria básica).

Asimismo, la Cáritas Norteamericana (Catholic Relief Services) enviará en los próximos días 140 toneladas de comida, 5.000 edredones y un millar de tiendas (donadas por Cáritas Alemana) al campo de Jazolai, próximo a Pesahawar. El reparto de esta ayuda correrá a cargo del Programa Comunitario Pakistaní, una ONG local asociada a Cáritas, que ha identificado como destinatarios de la misma a 2.500 familias especialmente vulnerables dentro de la población de refugiados del mencionado campo.

En la reunión del Comité de Coordinación de Cáritas Internacional del pasado jueves 8 de noviembre, el representante en el terreno de la Cáritas Norteamericana, Luc Picard, resumió en pocas palabras la situación actual. "La atención a los refugiados -dijo- plantea un problema ingente, para cuya respuesta necesitamos toda la colaboración posible. Esta es la primera crisis humana sin refugiados, ya que, al impedírseles cruzar la frontera, carecen de estatuto de refugiados como tal. Se trata de una cuestión extremadamente delicada. Ya que, al mismo tiempo que tenemos que asumir esta circunstancia, estamos también obligados a ayudar. Y la gente se está muriendo".

 Apoyo de Cáritas Española a proyectos de obstetricia

Cáritas Española está también involucrada en la acción de emergencia que el conjunto de la red internacional de la organización está desarrollando en la región para socorrer a las víctimas de esta nueva crisis. Concretamente, Cáritas Española está prestando apoyo financiero, aportando una cantidad inicial de 50.000 dólares, al proyecto de atención en obstetricia que se ha puesto en marcha en varios campos de refugiados afganos, para garantizar un mínimo servicio de asistencia médica y sanitaria a la importante población de mujeres que se encuentran en estado de gestación o en fase perinatal.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Septiembre 2019
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6