Los beneficiarios directos serán 700 familias gravemente afectadas por el terremoto de las provincias de Manabí, Esmeraldas y Los Ríos.
 
Transcurridas apenas tres semanas del devastador terremoto que asoló la franja costera del norte del país, Cáritas Ecuador ha diseñado un plan de post-emergencia y reconstrucción (Emergency Appeal, EA) por valor de 1,4 millones de euros y cuyas acciones se dirigirá, durante los próximos 12 meses, a garantizar soluciones integrales, duraderas y dignas a 700 familias sin recursos (unas 3.500 personas) que fueron gravemente golpeadas por el seísmo del pasado 16 de abril.

Cuatro ejes prioritarios

Este plan, para cuya financiación la Cáritas Ecuatoriana ha pedido ayuda a la red internacional de Cáritas, abordará estos cuatro ejes de trabajo para cada una de las 700 familias:
- Garantizar seguridad alimentaria y artículos no alimentarios de primera necesidad a las familias afectadas.
- Proporcionar apoyo espiritual, psicológico y social a los damnificados, así como acciones de fortalecimiento comunitario.
- Impulsar programas de reconstrucción de viviendas antisísmicas.
- Desarrollar actividades de reactivación económica para la obtención de medios de vida dignos y duraderos.
Los beneficiarios de todas estas acciones, que se ejecutarán entre el 1 de mayo de 2016 y el 30 abril de 2017, son las familias más afectadas y que se encuentran en condiciones de especial precariedad de las provincias de Manabí (cantones Jama y Pedernales), Esmeraldas (cantón Muisne) y Los Ríos (cantón Babahoyo).

Vivienda, autoconsumo y micro proyectos

En el capítulo de vivienda, las acciones que va a impulsar Cáritas Ecuador tienen como objetivo conseguir que las familias afectadas tengan casas saludables y seguras. Además, se va a impulsar la participación activa de los propios damnificados en la construcción de sus nuevos hogares, para lo que se utilizarán materiales de la zona y medidas antisísmicas.

Otro de las prioridades incluidas en el EA es garantizar la autosuficiencia alimentaria de las familias. Para ello, se van a crear huertos integrales que aseguren la disponibilidad de alimentos en los hogares.
Y en lo que se refiere a establecer condiciones de vida dignas y estables en las comunidades afectadas, el plan de reconstrucción contempla la financiación de micro proyectos familiares de carácter productivo y de servicio en un marco de economía social y solidaria.

A todo ello se añade el trabajo de fortalecimiento comunitario para capacitar a las familias en la gestión de riesgos, la resiliencia, la solidaridad y la reciprocidad.

Los últimos datos disponibles sobre el impacto del terremoto hablan de 660 fallecidos, 31 desaparecidos y 4.605 heridos. 113 personas han sido rescatadas con vida de entre los escombros y un total de 22.421 damnificados están acogidos en albergues temporales. Hay 1.125 edificaciones destruidas, 829 seriamente afectadas y 560 escuelas dañadas.

Al anunciar los detalles y alcance del plan de reconstrucción integral, Mauricio López, secretario ejecutivo de Cáritas Ecuador, ha explicado cómo el terremoto “ha quebrantado las voluntades de mujeres y hombres que aún no logran comprender lo que ha sucedido e intentan con esperanza reconstruirse y reconstituirse luego de tan dramática experiencia”.

“Como suele suceder en las situaciones más dolorosas, lamentablemente ha afectado aún más a las personas más vulnerables, que esperan poder encontrar la fuerza y la esperanza para reponerse de esta situación paulatinamente y con el acompañamiento necesario, proceso en el que esperamos aportar de manera relevante como Cáritas Ecuador”, añade.

Respuesta de Cáritas Española

Cáritas Española, que ya ha enviado una partida inicial de 100.000 euros a Cáritas Ecuador, está estudiando ya el apoyo económico que va a ofrecer a Cáritas Ecuador para financiar el llamamiento de emergencia.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Septiembre 2019
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6