A medida que los equipos de emergencia de Cáritas Haití van accediendo a las zonas golpeadas por el huracán “Matthew”, es posible tomar conciencia de la envergadura de la catástrofe. De hecho, los responsables de la Cáritas local afirman que emergencia a la que se enfrenta el país “no es sólo humanitaria, sino que supone también un desastre ecológico”. “La región afectada –explican en su último informe de situación— ha perdido toda su cubierta vegetal, que era un recurso importante para el país. El parque de Macaya ha sido devastado y las diferentes especies de animales y plantas raras están en peligro”.

Esta destrucción medioambiental añade otro desafío más a la emergencia, que ha dejado más de 800 muertos y al menos 1 millón de personas en una situación de máxima necesidad material. El Gobierno ha declarado a todo el país en situación de emergencia humanitaria y ha establecido un mecanismo de coordinación de toda la asistencia a los damnificados. Para ello, ha requerido a todas las agencias humanitarias que envíen su plan de acción al Ministerio de Cooperación y Planificación para asegurar una adecuada puesta en marcha de todas las intervenciones en el terreno.

Respuesta humanitaria de Cáritas Haití

Cáritas Haití sigue desarrollando su programa de respuesta inmediata a las víctimas en las zonas siniestradas. En Les Cayes, más de 300 sacos de arroz, frijoles y harina de maíz están siendo distribuidos a los damnificados por el personal de la Cáritas local.

En Nippes continua la evaluación de daños y la distribución de materiales de refugio temporal a las personas que se han quedado sin casa.

En Jacmel se mantiene el programa de asistencia médica, pero es urgente reforzar este servicio.

En Jeremie hay todavía muchas zonas que todavía son inaccesibles a causa de los árboles que cortan las carreteras. De hecho, una de las mayores prioridades para el director de la Caritas Diocesana es conseguir motosierras para retirar los troncos que impiden la circulación. Y en Port-de-Paix, Cáritas ha repartido lotes de comida a 500 familias.

Signos de esperanza

El director de Cáritas Haití, Fr. Jean-Hervé François, que acaba de visitar el sur de la isla y la zona de Grand-Anse, asegura que “la situación supera en mucho todo lo que nos han contado”. Tras constatar la absoluta desolación causada por el huracán, su mayor preocupación radica en comprobar cómo “en ninguna parte hemos visto lo que podría constituir un atisbo de esperanza de cosecha al menos en los próximos 3 meses”, ya que los terrenos han quedado arrasados y casi todo el ganado se ha perdido.

“A pesar de todo –relata el director de Cáritas-- nos encontramos con personas que se han caído pero que, como un niño de pocos meses, intenta volverse a levantar”. Síntomas de ello es que la solidaridad local se está organizado y los afectados comparten lo poco que tienen. Los voluntarios son quienes llevan a cabo las primeras evaluaciones de daños y son muchos los jóvenes que han despejado las carreteras para facilitar el tráfico y el paso de convoyes. Los agricultores ya están empezando a despejan sus tierras y “a pesar de la situación catastrófica en que se encuentra, el haitiano mantiene su sonrisa, signo de esperanza para días mejores”.

Respuesta solidaria de la red Cáritas

Cáritas Internationalis ha lanzado un llamamiento a todas las Cáritas donantes del mundo por importe de 250.000 euros para financiar en Haití las primeras operaciones de respuesta inmediata a los damnificados por el huracán “Mattew”.

En respuesta a esa petición, Cáritas Española ha puesto ya a disposición de Cáritas Haití una partida de 50.000 euros y ha lanzado la campaña “Cáritas con Haití” para canalizar la solidaridad de los donantes españoles hacia ese país caribeño.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

50 años acompañando a los más pobres

Calendario

Noviembre 2018
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2