El cooperante José María Márquez, responsable en el terreno de los programas de desarrollo de Cáritas Española en Sudán, acaba de remitir a nuestra sede un relato de la evolución actual de la situación en la región, ahora que se celebran en Kenia una ronda de negociaciones entre el Gobierno de Jartum y el SPLA. Este es el texto íntegro de ese relato.

JUGANDO AL MUS… ¡CON VIDAS HUMANAS!

(En espera de conseguir el ansiado proceso de Paz en Sudán…)

Mucho se habla estos días en Kenya y en Sudán de las posibilidades reales de alcanzar un acuerdo de Paz que acabe con la Guerra más larga y sangrienta de África, sobre el territorio más grande, con más intereses por medio, con más profundas e irreconciliables diferencias entre los bandos en juego, y con todo ello, más olvidada por los medios de comunicación…

Realmente no exagero cuando uso tantos superlativos a propósito del Conflicto de Sudán, ya que esta guerra viene durando desde el mismo momento de la independencia del país en 1,956 (exceptuando un corto periodo de entreguerras desde 1,972 a 1,983) y ha ocasionado ya más de 2 millones de víctimas mortales, 4 millones de desplazados, casi 1 millón de refugiados, y por supuesto millones de enfermos, analfabetos, malnutridos y demás víctimas en general de tantos años de Guerra que han obligado a los Sudaneses, sobre todo aquellos que viven en el Sur, a sobrevivir como pueden en la más absoluta carencia de posibilidades, e incluso de sueños, de desarrollo económico y social.

El SPLA (“Sudan People Liberation Army”, movimiento armado que básicamente representa a la Población del Sur) se siente cada vez más fuerte, arropado por sus progresivas coaliciones con otros movimientos rebeldes del Sur, por el apoyo de la Comunidad Internacional y el “anti-Islamismo” desatado tras el 11-S, por la Población del Sur totalmente entregada a defender la justicia de su lucha…

El Gobierno de Sudán se siente también cada vez más fuerte gracias a los ingresos que recibe del petróleo (¡un millón de dólares diarios!), gracias al sofisticado armamento que adquiere fundamentalmente a Rusia… Y frente a ambas demostraciones de fuerza y su consecuente falta de diálogo constructivo, los Sudaneses de a pie, bombardeados constantemente por un bando, reclutados forzosamente por las milicias de cualquiera de los dos, e incluso esclavizados a veces (¡en pleno siglo XXI!), ven como sus hijos, nuevas generaciones que no han conocido en su vida más que la guerra, van creciendo sin la posibilidad de acceder a la más elemental forma de educación…

Y en toda esta cruel e interminable Guerra, ¿existe alguna posibilidad de vislumbrar un poco de esperanza que traiga a los Sudaneses la tranquilidad, la Paz, el bienestar y desarrollo que tan merecido tienen desde hace ya tantos años?

Existen desde hace años varias iniciativas de Paz: la iniciativa árabe (liderada por Egipto y Libia), la iniciativa Africana (la IGAD, “Intergovernmental Authority on Development”, en la que se encuentran representados los países africanos del Este: Kenya, Eritrea, Etiopía y Uganda), los intentos norteamericanos de apoyar a cualquiera de estas iniciativas, etc. Y en estos momentos, desde el pasado 17 de Junio, se encuentran reunidos en Machakos (Kenya) los representantes de ambos bandos bajo la mediación de los países de la IGAD (liderados por el Presidente de Kenya, D. A. Moi) y una “troika” de observadores representando a los gobiernos de USA, UK y Noruega.

Mientras estas negociaciones tenían lugar, se han producido las batallas más sangrientas de los últimos 19 años de Guerra, se han tomado varias poblaciones por parte de cada uno de los bandos (fundamentalmente las ciudades de Kapoeta por el SPLA, y de Gogrial por el Gobierno de Sudán, ambas ocupadas durante las últimas semanas de este pasado mes de Junio…), se han producido constantes y crecientes bombardeos sobre civiles desde aviones “Antonov” que atacan regularmente a las poblaciones del Sur.

Personalmente iba a participar este pasado fin de semana en una Misión Humanitaria en Kapoeta, para analizar el estado de la ciudad tras la batalla. Iba a ir con el Obispo de la Diócesis de Torit, H.L. P. Taban, pero tuve que cancelar mi asistencia en el último momento… Según he sabido, el Obispo y el resto del equipo se encontraron con un sangriento bombardeo el mismo día en que llegaron, en el que fallecieron 9 personas. Aún no han podido regresar de Kapoeta, donde han seguido produciéndose bombardeos...

Y las partes seguían reunidas, seguían “negociando”, seguían ignorando el sufrimiento de tantos miles de ciudadanos cuyos intereses dicen representar mientras las bombas seguían destrozando vidas humanas en algún lugar del Sur de Sudán.

Aunque las negociaciones de la IGAD son secretas, se ha podido saber que las discusiones se centraban fundamentalmente en temas “no decisivos”, y diferentes personalidades públicas han acusado a los negociadores de falta de seriedad.

Y de repente, durante el día de ayer, ha empezado a circular por Nairobi un borrador de acuerdo de Paz que alguien ha hecho público, y que según parece se pretende que las partes firmen este mismo sábado 6 de Julio.

¿No es esto tan incoherente como echar dos Órdagos consecutivos, a Grande y a Chica? Demostrar tan cruelmente la fuerza militar mientras se habla de paz, y sin haber discutido aún los temas más calientes de este conflicto, ¡sacarse de la manga repentinamente un Acuerdo de Paz a firmar dentro de 24 horas!

¡Pido a Dios que me equivoque y me tenga que comer mis palabras! Y que este mismo Sábado se firme realmente éste u otro tratado de Paz, con el que se de por finalizada la más larga y sangrienta Guerra de nuestros días mientras se respetan finalmente los derechos de los habitantes del Sur de Sudán. Aunque desgraciadamente, no creo que me vaya a equivocar… En este sangriento juego de Mus se seguirán lanzando “faroles” mientras tantos Sudaneses seguirán viendo morir a sus familiares…

Pero esta vez se puede dar la vuelta a la tortilla si la Sociedad Civil del Sur de Sudán, representada principalmente por medio de varias ONGs Sudanesas, responde como pretende a este documento y hace pública su posición ante este hipotético acuerdo. Algo habremos ganado en este larguísimo y devastador juego de Mus que se está jugando desde hace tanto tiempo en Sudán...

Al menos estarán empezando a dejarse ver las cartas sobre la mesa, cosa que hasta ahora no ocurría (ya que cada uno iba en una dirección diferente, buscando la solución querida por USA (Los USA se oponen a la Independencia del Sur (Secesión) porque no se desea dividir al país más grande de África en dos Naciones: una “Islámica” y otra “Africana”, sino que prefiere utilizar la mayoritaria población africana para quitarse de en medio democráticamente al “enemigo Islámico” absorbiéndolo en un solo país...), por los Militares (Los “Señores de la Guerra” tampoco parecen muy dispuestos a contemplar siquiera la posibilidad de autodeterminación democrática que probablemente arriesgaría su actual posición de liderazgo...), por los Árabes... Pero desconociendo hasta ahora la solución querida por el pueblo de Sudán...).

Tal vez no se firme el acuerdo en los despachos de Machakos, pero sí se puede por fin definir la voz del pueblo en gran medida durante estas largas horas hasta el sábado. Y este sería sin duda alguna un primer paso hacia la tan esperada solución del conflicto…

José María Márquez

cooperante de Cáritas Española en Sudán

 
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Agosto 2019
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1