La Cáritas Parroquial de San Juan de la Cruz ha desarrollado una iniciativa de formación para feligreses de su entorno que, si bien comenzó a gestarse hace al menos dos años, se puso en marcha en octubre de 2016, culminando el pasado mes de junio.

Esta acción surgió ante la necesidad común de formación que se observada en las personas que acudían a Cáritas en busca de ayuda. Su objetivo es ofrecer unas actividades que, siendo de utilidad inmediata para su día a día, contribuyan a su promoción personal, más allá de la prestación puntual de ayuda económica.  De hecho, la prestación de ayuda económica se ha vinculado al interés en la participación en las diversas actividades formativas, como signo de implicación en la promoción personal.

Los siete talleres que se han impartido han sido los siguientes: Alfabetización y lectura comprensiva, Empleabilidad, Economía doméstica, Autoestima, Escuela de padres, Cocina saludable y económica, y Graduado escolar para adultos, este último a través de Radio ECCA y con el patrocinio de la Cáritas Parroquial de San Miguel de Miramar.

Para su realización se ha contado con la ayuda de veinticinco voluntarios de la comunidad parroquial, coordinados por el equipo de Cáritas. Gran parte de estos voluntarios, unas quince personas,  se dedicaron a los talleres de alfabetización. Los  cursos más demandados fueron los de Autoestima y Empleabilidad. En otros, como Economía Doméstica, al principio no tuvieron demasiada demanda, pero con el tiempo, fue aumentando el número de solicitantes.

En los cursos han participado un total de 150 personas. Las clases se han impartido en horario de tarde, con periodicidad quincenal, salvo en el caso de Alfabetización, que constaba de dos talleres por semana (lunes y viernes). Destaca la alta asistencia de parejas jóvenes a la Escuela de Padres, mientras que los adultos predominaron en los cursos de Alfabetización y en el de Graduado escolar.

El resultado de estos talleres ha sido muy gratificante para ambas partes, participantes y miembros de Cáritas Parroquial, y por supuesto, para los voluntarios monitores. Se han obtenido ocho titulaciones de graduado escolar y se espera obtener otras tres en la convocatoria de septiembre. El taller de cocina recogió las aportaciones de los propios asistentes en un recetario que posteriormente se editó como un pequeño cuaderno.

La única financiación externa ha sido para la publicación del mencionado libro de recetas de cocina a través de la Fundación Unicaja. Para todo lo demás se ha trabajado con los recursos propios de la Cáritas Parroquial y con la buena voluntad de los voluntarios encargados de impartir los talleres. Los miembros de la Cáritas Parroquial creen que en general se ha logrado el objetivo principal, que es el de promoción y ayuda integral de las personas, y además se ha adquirido una importante experiencia para futuras ediciones. Se ha puesto de manifiesto que existe una importante demanda entre las personas del entorno de la parroquia y hay muy buena disposición por parte de los monitores. Incluso se tiene el propósito de incorporar un nuevo taller sobre gestión emocional, para liberación del estrés.

Desde Cáritas de San Juan de la Cruz aseguran que seguirán trabajando para que la comunidad parroquial se conciencie y responsabilice en la práctica de la justicia, la solidaridad y la comunicación cristiana de bienes.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Tu compromiso mejora el mundo

Calendario

Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3