La parroquia de San Felipe Neri de la capital, acogerá el viernes, 15 de enero, a las 19.00 horas, una vigilia ecuménica con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado.

«Que el Evangelio de la Misericordia nos interpele a todos y cada uno de nosotros para que no nos habituemos al dolor de las personas que se ven obligadas a abandonar sus casas»El vicario episcopal para la Acción Caritativa y Social, Gabriel Leal, explica que «al ser el Año de la Misericordia queremos que esta jornada sea lo más amplia posible. De hecho lo estamos preparando toda la Vicaria de Acción Caritativa y Social; que comprende Cáritas Diocesana, Manos Unidas, Delegación de Migraciones, Pastoral de la Salud y Pastoral Penitenciaria; junto a las delegaciones de Ecumenismo y Misiones, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y las agrupaciones de pasión y gloria de la capital».

Otras Confesiones

Esta jornada está enmarcada dentro de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, y a la vigilia están invitados los miembros de las confesiones cristianas. De hecho, está previsto terminar la jornada con un gesto de cercanía y solidaridad con los refugiados que han llegado a Málaga, a través de una marcha al Centro de Refugiados (CEAR) que lleva muchos años funcionando en los locales de la Iglesia Evangélica.

El vicario afirma que durante «esta jornada, cuyo lema es “Acoger con entrañas de misericordia”, lo primero que pretendemos es rezar ante esta tragedia que requiere que se mueva el corazón, la voluntad y la conciencia de tanta gente, que tienen responsabilidades, no solo en la acogida, sino en provocar estos desplazamientos».

«Un acto de este tipo siempre ayuda a avivar la conciencia de los que estamos en esta parte del mundo, para que incidamos en la medida de nuestras posibilidades tanto en la acogida, como en la lucha contra las causas que ocasionan esto. Y así, poner de relieve la preocupación de la Iglesia y lo que las iglesias vienen haciendo».

El delegado de Migraciones, Ramón Muñoz, afirma que «el papa Francisco quiere que este día se celebre como una jornada jubilar a nivel diocesano y desea que se concrete en signos significativos de solidaridad enmarcados en el espíritu de las obras de la misericordia. Es decir, que seamos nosotros mismos signo eficaz del obrar del Padre, pastor especialmente sensible con la oveja herida, cansada y enferma, como nos recuerda en su mensaje de este año. Que el Evangelio de la Misericordia nos interpele a todos y a cada uno de nosotros para que no nos habituemos al dolor de las personas que se ven obligadas a abandonar sus casas por causa del hambre y de la violencia. También se nos pide que no se reduzca sólo a un acto puntual sino que, a lo largo del año, mostremos las misericordia de Dios con las personas que más lo necesitan entre los que destacan los refugiados e inmigrantes, obligados a salir de su países de origen, bien sea por hambre o conflictos armados como, es el caso de Siria, Ucrania, Irak, Mali, Eritrea, Republica Centro Africana…».

0
0
0
s2sdefault

Hazte de Cáritas

Calendario

Julio 2017
L M X J V S D
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6