Cooperación

Comunidades amazónicas afectadas por vertidos de petróleo en Ecuador

Este proyecto, de largo recorrido, se concentra actualmente en recuperar el territorio afectado por los derrames petroleros del Oleoducto Transecuatoriano en el nordeste de Ecuador.

Quince mil barriles de crudo cayeron en los ríos Coca y Napo destruyendo la forma de vida de 109 comunidades indígenas e innumerables plantas y animales. Ambos forman parte de la Amazonía, el bosque tropical más grande del mundo; un pulmón verde importantísimo, dotado con el mayor sistema de agua dulce de nuestro planeta.

En este proyecto se ponen de manifiesto los conflictos socioambientales y el compromiso de Cáritas por la defensa y exigibilidad de los derechos humanos como respuesta al grito de la tierra y de los pueblos originarios de la Pan Amazonía.

Se han definido las líneas generales para recuperar el territorio afectado por los vertidos y defender los derechos de las comunidades que viven en él.

Actividades realizadas

  • Análisis de daños a la salud, agua y tierra.
  • 75 hectáreas productivas restauradas.
  • 75 hectáreas de ribera reforestadas.
  • 2 sistemas de agua potable.
  • Labores de formación e incidencia internacional.

Hasta ahora se han restaurado 75 hectáreas productivas, reforestado 75 hectáreas de ribera y dos sistemas de agua potable.

Más de 312.868 personas, pertenecientes a 12 comunidades indígenas de la etnia Kichua, se han beneficiado durante esta fase del proyecto.