El viernes, 26 de octubre, el Sr. Obispo preside la Eucaristía con la que se inaugura la Unidad de Estancias Diurnas (UED) “El Buen Samaritano”, junto a la residencia de mayores del mismo nombre, en Churriana. Esta iniciativa de Cáritas Diocesana está dirigida a personas mayores que necesiten cuidados continuos y no puedan ser atendidos por las familias; que vivan solas y puedan perder autonomía por razón de salud, falta de apoyo social o edad avanzada, o que tengan grandes limitaciones para realizar las actividades básicas de la vida diaria. En cualquier caso, deben ser personas que cuenten con importantes carencias económicas.

Entre los objetivos de este centro, destacan: facilitar la permanencia de las personas mayores en su entorno habitual con la mejor calidad de vida posible; mejorar o mantener su salud a través del control y seguimiento de sus enfermedades y deterioros; prevenir la dependencia, mediante valoraciones e intervenciones rehabilitadoras y terapéuticas; ofrecer apoyo social, emocional y de información a las familias que realizan el esfuerzo de mantener en su casa a las personas mayores; dotar a las familias de las habilidades necesarias para la realización de las tareas de cuidados; y ofrecer un marco adecuado, donde poder desarrollar relaciones y actividades sociales gratificantes.

La UED realiza los servicios de cuidados básicos de higiene personal y alimentación (desayuno, comida y merienda); control sanitario continuo; apoyo a las familias en el cuidado de sus mayores; actividades de promoción o mantenimiento de autonomía personal; actividades de prevención o recuperación de deterioros cognitivos; animación social y cultural; y transporte desde el domicilio en caso de imposibilidad familiar.

Según Patricio Fuentes, responsable del centro, “pretendemos promover la autonomía física y psíquica del mayor, haciéndole partícipe en todas las decisiones que afecten a su vida. Para ello, ofreceremos una atención individual, integral e interdisciplinar, puesto que cada persona es única y nuestra atención debe ser personalizada”. Para Patricio, esta iniciativa de Cáritas responde a la propia misión de la Iglesia de “acercarse a los pobres y a los oprimidos, ponerse a su lado y de su lado, luchar y trabajar por su dignidad y por su bienestar”. La UED cuenta, en un principio, con 35 plazas. Para solicitar el ingreso o pedir más información, se puede llamar a la propia Residencia “El Buen Samaritano”, al teléfono: 952. 622.662.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s