El pasado miércoles, 18 de febrero, en el Centro Gerontológico El Buen Samaritano celebraron una gran fiesta de carnaval. 

Trabajadores, voluntarios, familiares y amigos también quisieron participar de la celebración y acudieron disfrazados a la cita.

Con la ayuda de cartulinas, papel pinocho y mucha creatividad, los residentes crearon un mundo de fantasía. Las señoras se convirtieron en hadas, ellos se transformaron en gnomos, y los mayores de la Unidad de Estancia Diurna recrearon el Arca de Noe.

Tras el desfile, procedieron a la entrega de premios entre todos los participantes y disfrutaron de la actuación de los acogidos de Colichet, que animaron la velada con la presentación de su murga “Los paquetes”.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s