Cáritas y la Fundación Hesperia suscribieron en mayo de 2011 un convenio de colaboración para apoyar la formación de jóvenes con fracaso escolar.

Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia, visitarán el próximo 22 de mayo en Málaga un proyecto de formación ocupacional de Cáritas para jóvenes en situación vulnerable.

Bajo el nombre “Pre-taller de auxiliar de mecánica de vehículos ligeros”, esta iniciativa de inserción laboral, en el que participan 10 jóvenes, está siendo desarrollado por Cáritas Diocesana de Málaga en el marco del convenio de colaboración suscrito en mayo de 2011 entre Cáritas Española y la Fundación Hesperia.

Este Pre-taller se centra en dar respuesta a las carencias de formación que presentan los jóvenes con dificultad de inserción de Málaga, mediante una formación integral y metodológica adecuada para promover la inserción social y laboral de los jóvenes, tanto españoles como inmigrantes, que participan en el proyecto.

Actualmente, los participantes suelen ser personas desocupadas mayores de 16 años, que por diversas causas, no han tenido acceso al sistema educativo y cuentan con una serie de dificultades sociales, personales y familiares para enfrentarse a la búsqueda de empleo.

 La Fundación Hesperia y Cáritas Española suscribieron el 26 de mayo de 2011 un convenio de colaboración con el objetivo de apoyar a jóvenes desfavorecidos que residan en España y que, provenientes del fracaso escolar, cuentan con especiales dificultades de integración social. A través de este convenio, por el que la Fundación Hesperia dona a Cáritas un fondo de 45.000 euros, ambas entidades acordaron apoyar durante el primer año de vigencia del mismo este programa de formación ocupacional de Cáritas Málaga.

Las actividades programadas dentro del “Pre-taller” de Cáritas cuentan con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga, quien ha cedido para este proyecto el uso, libre de cargas y durante 20 años, de las instalaciones donde se realizan las mismas.

La Fundación Hesperia

La Fundación Hesperia se constituyó en abril de 2010 por Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias actuando como albaceas, en cumplimiento de la voluntad de Juan Ignacio Balada Llabrés expresada en su testamento. Entre sus fines destacan, de acuerdo a sus estatutos, la formación de la juventud, para facilitar su mejor acceso al mercado de trabajo; la promoción, participación y fomento de proyectos de carácter social; y el fomento de la cultura en sus diversas manifestaciones.

Cáritas y el empleo

La acción desarrollada por toda la Confederación Cáritas en el campo del empleo de inserción viene siendo en los últimos cinco años uno de los ejes prioritarios de la respuesta de Cáritas a los efectos sociales de la crisis. En un escenario económico adverso en el que las oportunidades laborales no aparecen y la búsqueda de empleo se va estancando, Cáritas siguen ofreciendo oportunidades de futuro laboral a miles de personas que han logrado encontrar un puesto de trabajo con el apoyo de sus Programas de Empleo.

Como se constata en la Memoria del Programa de Empleo 2011 presentada el pasado 26 de abril, los Servicios de Apoyo al Empleo y la Formación de Cáritas atendieron en el último año a 80.417 personas, de las cuales 13.148 (el 16%) consiguieron un puesto de trabajo.

Entre 2007 y 2011, un total de 401.880 personas participaron en los servicios y empleo de Cáritas. De ellas, 68.315 (el 17%) consiguieron su inserción laboral. En ese mismo período, la Confederación Cáritas destinó a las acciones de Empleo en toda España un total de 135.577.174 euros.

La Iglesia diocesana de Málaga a través de Cáritas comenzó su andadura en la formación para el empleo en el año 1983 con una serie de acciones puntuales. Tras los resultados obtenidos en esta primera toma de contacto, en 1985 el programa de empleo se plantea dar un paso más en el ámbito de la formación. Así,  el proyecto surge de una profunda mirada de la realidad, a través de los ojos de Dios, por parte de numerosas personas cristianas, voluntarias y profesionales de Cáritas, que fueron interpeladas en su vida por el mensaje del evangelio. 

El largo camino recorrido durante estos 26 años ha sido posible gracias al compromiso de decenas de voluntarios que con una gran generosidad han dedicado mucho tiempo y esfuerzo a formar a estas personas.

Desde que se crearan los cursos, más de 2.350 personas han recibido la formación necesaria  para desarrollar diferentes oficios e insertarse social y laboralmente. El 60% de los participantes que finalizaron los cursos entre 1983 y 1991, encontraron un empleo en los meses siguientes; de 1992 a 2002, el 40%; y de 2003 a 2010, el 20%. Ante el descenso en la empleabilidad provocado por la crisis económica y las exigencias del mercado, el área de empleo de Cáritas Diocesana de Málaga ha reforzado la labor de intermediación con empresas y el apoyo al autoempleo, mediante la orientación y la concesión de microcréditos.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s