El 20 de diciembre del pasado año, en los talleres formativos de Cáritas Diocesana de Málaga tuvo lugar el acto de clausura de la tercera promoción del curso de Auxiliar de ayuda a domicilio, un taller destinado a la formación de personas inmigrantes en situación de vulnerabilidad.

Al acto asistió Purificación Pineda, directora general del Área de Igualdad de oportunidades, acompañada por Nuria Santos, agente por la igualdad en el distrito centro. Se consolida así la presencia de dicho área del Ayuntamiento de Málaga, pues este es el segundo año en el que colabora con los talleres.

 

En representación de Cáritas estuvieron Miguel Ángel Sánchez y Francisco Cruz, responsable del Área de empleo y responsable de los talleres, respectivamente. También estuvieron presentes Alicia Martín, representando a la empresa Más cerca, que lleva diez años colaborando con Cáritas; Victoria Inés Checa, de la ONG Aulaga, Asociación de Educación Ambiental y Ecología Social; y Emilio Imedio, antiguo responsable del Área de empleo de Cáritas Diocesana.

 

Aunque pudieron estar presentes, también se recordó la importante labor de otras empresas e instituciones, como el Centro Gerontógico Buen Samaritano, Clece (empresa de ayuda a domiciliio), la Residencia Guadalmar, la Asociación de Parkinson, entre otras.

Desde el Área de empleo de Cáritas Diocesana de Málaga, Mª Carmen Villalba quiere destacar la emotividad vivida durante el acto tanto por las alumnas, por haber llegado al final de un camino con muchas esperanzas para poder estabilizar y dignificar su vida, encontrando un trabajo en el sector, con el gran esfuerzo realizado por todas, como del equipo formativo, el área de empleo y personal de Cáritas, los cuales ponemos el corazón en cada proyecto que realizamos, de manera especial en estos talleres, que es una oportunidad a personas que no podrían incorporarse a una formación reglada y, por ello, verían truncada su inserción laboral con las consecuentes limitaciones para poder satisfacer sus necesidades más básicas y las de sus familias.

Somos conscientes que el itinerario de inserción aún está inacabado, ya que ahora falta el último paso, y más importante, que es conseguir la inserción laboral de dichas personas. Pero bajo la reflexión de que no habiendo llegado a este punto sería imposible de dar dicho paso, por ello solicitamos a las empresas del sector de ayuda a domicilio desde estas líneas la posibilidad de contar con este grupo de profesionales, bien cualificadas, tanto técnica como humanamente, ya que su labor y su responsabilidad social haría culminar este proyecto con el mejor final. Gracias a cada una de las personas que creen en estos proyectos porque detrás de ellos hay numerosas historias personales que os dan las gracias por haber hecho posible un sueño.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s