Desde hace 28 años, el Área de Empleo de Cáritas Diocesana de Málaga pone en marcha cursos de formación dirigidos a las personas más vulnerables de nuestra provincia. Están destinados a dotar a estas personas de las herramientas neesarias para que puedan iniciar una búsqueda de empleo competitiva y así acceder al mercado laboral.

Un año más, el Fondo Social Europeo colabora con estos proyectos que se desarrollan desde hace dos años en el centro formativo Sagrada Familia, situado en los antiguos pabellones de la Facultad de Economía del campus de El Ejido. Los tres cursos que se impartes son: Auxiliar de mecánica y electricidad de coches, Auxiliar de ayuda a domicilio y Auxiliar de ayuda a domicilio e instituciones. 

Los más vulnerables, en desventaja.

Cáritas es consciente de las dificultades de inserción de la que parten estas personas, debido a su escasa cualificación profesional y habilidades sociolaborales. Por otro lado, existe una falta de sensibilidad por parte de algunos empresarios, lo que provoca que las posibilidades de inserción en el mercado laboral sean muy inferiores con respecto a otras personas. Actualmente, el porcentaje de inserción laboral tras finalizar los cursos se encuentra entre el 30 y el 40%, mientras que hace unos años se situaba entre el 70 y el 80%. A pesar de estas dificultades, el Área de Empleo continúa trabajando por la inserción sociolaboral de las personas con más desfavorecidas y a la vez con más necesidades.

Papa Francisco

A este respecto, el magisterio del Papa Francisco es claro. En la misa de la festividad de San José Obrero, el pasado 1 de mayo, afirmó en la homilía: “Esto es un peso para nuestra conciencia, porque cuando la sociedad está organizada de tal modo que no todos tienen la posibilidad de trabajar, de estar unidos por la dignidad del trabajo, esa sociedad no va bien: ¡no es justa! Va contra el mismo Dios, que ha querido que nuestra dignidad comience desde aquí”.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s