Cáritas Diocesana de Cádiz acaba de inaugurar en San Fernando un  nuevo centro para jóvenes drogodependientes que han decidido abandonar la droga por voluntad propia, que quieren responsabilizarse de su vida y han solicitado seguir dentro del Programa Terapéutico de Proyecto Hombre. El nuevo centro tiene cabida para 6 personas, que convivirán en él durante la primera fase del Programa Terapéutico, que dura entre 3 y 6 meses de estancia, según cada caso.


Este programa, que Cáritas viene desarrollando desde hace diez años en San Fernando, requiere que cada joven que realice la terapia esté acompañado por alguna persona, familiar o no, que ejerza de acompañante en todo el proceso. Sin embargo, muchas de las personas que quieren realizar el programa carecen, por diversas causas, de apoyo y seguimiento familiar, por lo que son los voluntarios de Cáritas quienes cumplen con esa labor en el centro, que ayuda a los residentes a favorecer y estimular su estructuración, tanto a nivel biológico como psicológico y social.
Este proyecto ha podido ser ubicado en un nuevo local gracias a la colaboración de la Empresa Pública del Suelo de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Está situado en una barriada que sufre la lacra de la droga desde hace muchos años.
La bendición de las nuevas instalaciones tuvo lugar el pasado lunes, 22 de septiembre, durante un sencillo acto presidido por el obispo de Cádiz, monseñor Antonio Ceballos, al que asistieron Susana Rocamonde, delegada de Bienestar Social del Ayuntamiento de San Fernando; Luis Bononato, presidente de Proyecto Hombre; y los miembros del Equipo Directivo de Cáritas Diocesana y de la Cáritas Arciprestal de San Fernando, Chiclana, Cádiz, Medina y Vejer de la Frontera.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s