Cáritas Española presentó este viernes 16 de noviembre a los medios de comunicación su Memoria 2006, en la que se da cuenta con todo detalle de cuáles han sido las acciones de lucha contra la pobreza en las que se han invertido los 184,5 millones de euros manejados por el conjunto de la Confederación durante el último ejercicio. Estos fondos suponen un aumento de unos 15 millones de euros con respecto al año anterior.

Entre las acciones recogidas en la Memoria 2006 de Cáritas, los apartados de cooperación internacional, mayores, acogida, empleo, personas sin techo, mujeres, inmigrantes y drogodependencia son, entre otros, los que protagonizan el mayor volumen presupuestario. Estos datos económicos son un reflejo de la evolución que presenta la realidad de la exclusión social tanto en España como en terceros países, a la que nuestra institución presta atención prioritaria a través de las 68 Cáritas Diocesanas y las más de 6.000 Cáritas Parroquiales existentes en nuestro país.

El presidente y el secretario general de Cáritas Española, Rafael del Río y Silverio Agea, respectivamente, volvieron a protagonizar una de las citas informativas más importantes de la institución a lo largo del año: la presentación de la Memoria anual de actividades. En esta ocasión, la evolución de los datos económicos correspondientes a 2006 marcan un hito en la historia de Cáritas, justo en el año en que la institución conmemora su 60 aniversario: 184,5 millones de euros invertidos y 8,5 millones de destinatarios atendidos a través de los distintos programas y servicios de la Confederación.

15 millones de euros más que en 2005

A pesar de este importante incremento global de recursos económicos –casi 15 millones de euros más que en 2005--, el origen de los fondos manejados por el conjunto de las 68 Cáritas Diocesanas de todo el país mantiene la misma tendencia de la última década: el 62,7 de los recursos proceden de donantes privados y el 37,3 por ciento de subvenciones públicas.

Como destacó Rafael del Río, el hecho de que más de 115,5 millones de euros provengan de aportaciones privadas sigue siendo para Cáritas una de las mayores garantías de independencia a la hora de definir las prioridades de la institución. Al mismo tiempo, el presidente agradeció la colaboración prestada un año más por las distintas Administraciones y organismos públicos, que aportaron en 2006 al conjunto de la Confederación 68,8 millones de euros.

Rafael del Río aprovechó la rueda de prensa de presentación celebrada en la sede de Cáritas Española para agradecer de manera muy especial el inestimable compromiso de los 185.000 socios y donantes que durante 2006 han colaborado con la institución, así como el trabajo gratuito desarrollado en los distintos niveles territoriales de Cáritas por más de 58.000 voluntarios.

El secretario general, por su parte, dio cuenta detallada de las inversiones llevadas a cabo en las distintas áreas de trabajo de Cáritas. Silverio Agea llamó la atención sobre el importante incremento que se ha registrado en el último año en los recursos destinados, entre otros, a los programas de Cooperación Internacional (17,5 millones de euros), de mayores (25,6 millones), Empleo (más de 21 millones), Acogida (19,5 millones), Personas Sin Hogar (15,3 millones) o Inmigrantes (más de 9 millones). Al mismo tiempo, destacó el aumento que se ha registrado también en los programas de Infancia, Familia, Sida, Juventud, Formación o Animación Comunitaria, entre otros.

Radiografía de la realidad social

Los datos de la Memoria anual de Cáritas revelan, como explicó Silverio Agea, una radiografía de la exclusión social en España muy precisa, que viene confirmada por el trabajo diario llevado acabo a través de una red estatal formada por más de 6.000 Cáritas Parroquiales. Según indicó el secretario general, la Memoria 2006 “viene a decirnos cuál es la evolución que la pobreza está teniendo en nuestro país y cuáles son nuestras prioridades a la hora de responder a las demandas que proceden de terceros países”.

Silverio Agea llamó la atención, en concreto, sobre la precariedad que afecta en estos momentos a las personas mayores en situación de grave dependencia o soledad, las mujeres con cargas familiares, las personas con bajo perfil laboral o sometidas a la fluctuación y precariedad del mercado laboral, la vulnerabilidad sanitaria de las personas sin hogar, sobre todo en lo que respecta a su salud mental, o los graves problemas de integración de un número creciente de inmigrantes, en especial los que se encuentran en situación irregular.

Ocho millones y medio de destinatarios

Durante la presentación de la Memoria se destacó el importante incremento que se ha registra en el número de usuarios atendidos por Cáritas en 2006, que ascienden a 8.444.142, lo que supone un 21,5 por ciento más con respecto al año anterior. Se trata de un aumento que se produce, sobre todo, en las personas atendidas por Cáritas en el ámbito de la cooperación internacional, especialmente en Asia.

En esta ocasión –afirmó Agea-- nuestra Memoria anual aporta un mensaje de coherencia entre, por una parte, los recursos invertidos y, por otra, las prioridades de nuestros programas de lucha contra la exclusión, el mandato recibido de nuestros socios y donantes, y la coordinación con los poderes públicos a la hora de impulsar estrategias conjuntas de lucha contra la pobreza”. “Creo que este documento es, un año más, la mejor prueba de la identidad de la labor de Cáritas, caracterizada por la independencia, la austeridad, la transparencia y el trabajo en red”, añadió.

Las Comunidades Autónomas donde la Confederación Cáritas ha invertido mayores recursos son Andalucía (más de 22 millones de euros), Cataluña (21 millones), Castilla y León (19,3 millones), Madrid (18 millones) y Comunidad Valenciana (11,3 millones).

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s