Ocho jóvenes gitanos participan en un Proyecto de Dinamización del barrio de la Vereda en Pedro Muñoz, Ciudad Real (16 agosto 2002)

Ocho jóvenes gitanos, entre los 17 y los 26 años, se forman como animadores sociales de su comunidad, el Barrio de la Vereda en la localidad de Pedro Muñoz, Ciudad Real.Mª Pepa, Rosario, Yolanda, Josefa, Juan, Antonio, Jonathan e Israel están preocupados por el fracaso escolar de los niños de su comunidad y saben, porque lo viven día a día, de las dificultades que tienen para una buena asistencia a la escuela. Además piensan que una labor de mediación con los padres, puede ayudar a que disminuya el absentismo escolar y se valore la escuela.

Para poder desarrollar esta labor se están formando como animadores sociales, quieren aprender a desarrollar actividades de tiempo libre y organizar un proyecto de seguimiento escolar con algunos niños del barrio.

Estos jóvenes, algunos con familia a su cargo, tienen un gran interés por formarse como animadores sociales o mediadores con la comunidad gitana y no gitana, pues al ser ellos gitanos, tienen y pueden adquirir las claves de identidad tanto de los gitanos como de los "paisanos", como ellos dicen. Asisten a las clases tres días en semana, durante tres horas. El horario está adaptado para que no abandonen su trabajo habitual, que es la venta ambulante.

El proceso educativo iniciado se complementará a partir de octubre con un modulo de "Metodología del Educador de Calle", que facilite a estos chicos las claves para realizar esa labor de mediación entre menores, escuela y familia.

Este grupo está siendo acompañado por una mediadora social, que hace el seguimiento individual y grupal. A su vez complementan la formación distintos profesionales contratados y voluntarios.

El proyecto se ubica dentro del Plan Regional de Integración Social (PRIS) y recibe apoyo económico de la Junta de Comunidades, Cáritas y el Ayuntamiento de Pedro Muñoz.

En 1987 Cáritas Diocesana de Ciudad Real, dentro del Programa de Desarrollo de la Comunidad Gitana, comenzó con el apoyo del asociacionismo gitano, del que nacieron algunas de las actuales asociaciones, se continuó con proyectos de educación familiar, promoción de la mujer, tiempo libre y apoyo escolar con menores, vivienda, y diferentes seminarios que versaron sobre la realidad de los gitanos en nuestra comunidad.

 
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s