Después de confirmarse la noticia del hallazgo del cadáver de monseñor Paulos Faraj Rahho, arzobispo católico caldeo de Mosul, que había sido secuestrado el pasado 29 de febrero tas un tiroteo en el que tres de sus acompañantes fueron asesinados, Cáritas Internationalis ha hecho pública en Roma una nota en la que señala que “la trágica muerte de monseñor Rahho confirma la urgencia de poner fin a la violencia en ese país y en toda la región”.

En el comunicado, Cáritas Internacional, una red de la que forman parte Cáritas Iraq  junto a otras 162 Cáritas nacionales de todo el mundo, afirma que “los esfuerzos para la construcción de la paz necesitan el apoyo de las comunidades local, nacionales e internacional para lograr un alto en el conflicto”. Recuerda, en este sentido, el activo papel que realiza la Cáritas Iraquí a través de la puesta en marcha en muchos lugares del país de cursos de formación para la construcción de la paz, dirigidos a conciliar las diferencias y la desconfianza mutua entre las distintas comunidades.

Ante la muerte del arzobispo caldeo de Mosul, la secretaria general de Cáritas Internationalis, Leslie-Anne Knight ha declarado que monseñor Rahho fue un hombre que buscó la paz y el diálogo en un país en guerra. Todas las partes enfrentadas en Iraq tienen el deber de no convertir a los civiles en objetivo de sus enfrentamientos.

El arzobispo Rahho apoyó todos los esfuerzos de pacificación, incluidos los liderados por Cáritas , lo que hace que su muerte sea aún más trágica e incomprensible. “Cáritas –subraya Leslie-Anne Knight-- reitera su llamamiento para que se ponga fina a todo tipo de violencia en Iraq y en la región, y a favor de la liberación, sanos y salvos, de todos los rehenes”. “La paz a través del diálogo es el único camino posible”, ha añadido. 

Cáritas Internationalis recuerda en su nota que Cáritas Iraq proporciona desde 1992 ayuda humanitaria a las comunidades en situación más precaria, especialmente a las mujeres gestantes y a los recién nacidos. Desde 2003 lleva a cabo, también, un intenso programa de trabajo a favor de la construcción de  la paz. Su actividad cuenta con la colaboración activa de Cáritas Española, que en los dos últimos años ha apoyado los programas médicos de emergencia de Cáritas Iraq con unos 160.000 euros.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s