Cuatro trabajadores de Cáritas Pakistán han resultado gravemente heridos como consecuencia de la explosión de dos bombas registrada esta mañana (madrugada en España) en la ciudad de Lahore y que ha provocado la muerte de al menos una veintena de personas. Una de las explosiones alcanzó de lleno un cuartel de  la Policía Federal , situada justo enfrente a un complejo católico en el que se encuentran las dependencias de Caritas Lahore, las oficinas del Obispado, un convento y un colegio.

Además de las graves heridas sufridas por los cuatro trabajadores de de Cáritas, que fueron traslados inmediatamente al hospital, a explosión provocó también la muerte de una de las alumnas del colegio y un empleado del complejo. 

Anila Gull, directora de Cáritas Pakistán, ha expresado su “condena por este acto de terrorismo, que ha provocado la muerte indiscriminada de tantas personas y herido a muchas otras”. “No existe justificación alguna para este crimen”, ha añadido, al tiempo que ha reafirmado “la determinación de Cáritas Pakistán a trabajar por todos los medios a su alcance en la construcción de la paz”. 

Mensaje del cardenal Rodríguez Maradiaga 

Nada más tener noticia del atentado, el presidente de Cáritas Internacional, el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, ha enviado un mensaje de solidaridad a la Cáritas y la Iglesia de Pakistán, en el que expresa su “profunda tristeza al comprobar cómo el derramamiento de sangre intenta desestabilizar” ese país asiático.

El hecho de que los trabajadores de Cáritas, activamente comprometidos en la construcción de la paz, hayan sido víctimas de los atentados añade más dolor a la tragedia”, ha asegurado el cardenal Maradiaga, que expresa también en su mensaje “la necesidad en estos momentos de que ese país cuente con un liderazgo fuerte que le permita alcanzar la paz a través del diálogo”. “Ataques violentos como estos –ha añadido el presidente de Cáritas Internacional— no contribuyen nunca a la búsqueda de soluciones pacíficas”. 

Cáritas Española mantiene desde hace años una estrecha relación de colaboración humanitaria y de cooperación fraterna con Cáritas Pakistán, que se intensificó especialmente a raíz del devastador terremoto de Cachemira de 2005 y las inundaciones de Punjab y Sindh en 2006. En la actualidad, Caritas Española está apoyando un ambicioso programa de educación, al que ha aportado 144.586 euros, y en el que colaboran también las Cáritas de Italia, Alemania, Francia, Estados Unidos y Austria).

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s