Cáritas alerta de que si no se actúa ahora en África austral, el próximo otoño asistiremos a una hambruna devastadora (18 junio 2002)

Según se alerta en un informe elaborado por Richard Miller y James Thornberry, miembros de la oficina de la Cáritas británica (CAFOD) en Harare, la capital de Zimbabue, si no se interviene inmediatamente para paliar los efectos que tres años consecutivos de sequía están teniendo en todos los países de África austral, la región se enfrentará el próximo otoño a una hambruna devastadora.

Miller y Thornberry, que acaban de realizar una gira de inspección por la región, aseguran que la pobre cosecha obtenida este año en Malawi supondrá que las pocas reservas alimentarias con las que cuenta el país se habrán agotado el próximo mes de agosto. Para hacer frente a la catástrofe que se avecina, los miembros de la misión de CAFOD calculan que Malawi necesita unas 600.000 toneladas de suministros de alimentos.

Y la situación en las vecinas Zambia y Angola no es mucho mejor. Las dificultades logísticas para distribuir la ayuda se complica por el hecho de que, dado el agotamiento de las reservas locales, hay que importar del exterior los suministros alimentarios, a lo que se une el lamentable estado de las vías terrestres, que ralentiza enormemente un reparto que no admite demoras.

Según ha explicado James Thornberry, "la enfermera encargada del nutricional de la diócesis de Zomba, en Malawi, nos dijo que ya en el mes de agosto del año pasado había visto llegar personas con problemas de falta de alimentación. Y nos ha informado también de que existen en Malawi unos 800.000 enfermos de sida, unas personas con un sistema inmunológico seriamente dañado para las que el no tener nada que comer supone ver multiplicadas su vulnerabilidad a la enfermedad”.

En Zimbabue, la red Cáritas ha reforzado su programa de distribución de comida, para el que se estima que será necesaria una financiación añadida de unos cuatro millones y medio de euros que permitan cubrir las necesidades de alimentación de una población de 200.000 personas y la distribución de semillas a los agricultores en situación más precaria.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s