Alrededor de 180 niños de Melilla están disfrutando  en el mes de julio del programa Colonias Urbanas, que desde  hace años pone en marcha Cáritas Interparroquial de Melilla.

Estos niños, que cuentan con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, son acogidos durante todo el año por las diferentes parroquias de la ciudad y proceden de familias con escasos recursos económicos.

Con este proyecto,  Cáritas les ofrece unas mejores vacaciones, tanto desde el punto de vista cultural como lúdico. Durante los 15 días que dura cada turno, los niños realizan una serie de visitas guiadas por la mañana y, por la tarde, en el colegio de La Salle, reciben clases extraescolares o hacen manualidades. 

Gracias a la firma de un convenio con Cáritas Interparroquial de Melilla, la Consejería de Educación y de Bienestar Social ha subvencionado este proyecto, cuyo coste asciende a 40.000 euros.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s