Por quinto año consecutivo, los jóvenes de la comunidad parroquial de San Pedro hicieron un alto en estos intensos días de celebraciones, para llevar la ilusión a muchos hogares de las familias acogidas en su Cáritas parroquial. Esta actividad es una de las más entrañables de cuantas desarrollan con motivo de la campaña de Navidad.

 

 

Cada año el grupo de Cáritas recibe una gran cantidad de juguetes, donados por una empresa, para niños de distintas edades. La tarea de los jóvenes consiste en clasificar, seleccionar y envolver los diferentes regalos de los pequeños para posteriormente entregárselos a sus padres.

Este año, además, se han entregado juguetes a algunas familias del colegio Misioneras Cruzadas del Barrio Palma-Palmilla, así como a la guardería de Santa Teresa de las hijas de la Caridad.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s