Fuente: La Opinión de Málaga

La barriada tiene ya 20 años de antigüedad,La Junta dijo que comenzaría los traslados a finales del pasado año. Veinte años después de que se creara la barriada de transición de Los Asperones, las 200 familias de raza gitana que conforman este núcleo chabolista siguen esperando aún una solución.

A pesar de que la Junta de Andalucía anunció en noviembre que los traslados podrían comenzar incluso a finales de 2006, el plan que traza el Ejecutivo regional camina lento. Así lo piensan los vecinos de esta barriada, según manifestó ayer Francisco Ruiz, conocido como el cura de El Cónsul, que trabaja con este colectivo desde hace años a través de diversos programas y con la ayuda de voluntarios.

Previo al proyecto de desmantelamiento que planifica la Junta, el Ejecutivo regional había anunciado además un plan de choque. "Aquí no han hecho nada de nada, ni plan de choque ni nada", aseveró el cura. 

Ruiz dijo que los vecinos sí conocen que existen comisiones compuestas por políticos y técnicos que están debatiendo el modelo de actuación a aplicar en la zona. "Nosotros demandamos además estar en estas reuniones para poder opinar sobre el modelo que se va a desarrollar", dijo.

Para Ruiz las acciones tienen que estar basadas en el empleo, la formación y la promoción para la integración de esta población en la sociedad normalizada. "Aquí lo que hay es mucho aburrimiento porque esto va muy lento. Consiguen que la gente pierda la ilusión por salir de aquí y mejorar. Se acomodan en el entorno en el que viven y entran en cierta parálisis", declaró.

Historia. En la barriada ha estado muy presente la droga, según aseguran los propios vecinos, que reclaman ya una solución. La última noticia ofrecida por la Junta de Andalucía acerca de este proyecto es que se trabaja en el modelo a aplicar, pero la realidad es que los traslados no han comenzado aún cinco meses después de la primera fecha señalada.

Los Asperones se creó en 1987 como una barriada de transición para dar respuesta a unas necesidades de alojamiento de distintos núcleos chabolistas de Málaga (Estación del Perro, Puente de los Morenos, Portada Alta) y de familias desalojadas de corralones de Martínez Maldonado y la calle Castilla, que vieron agravada su situación por unas inundaciones en 1980. Se divide en tres fases, la I y la III agrupadas en el mismo entorno espacial, y la II separada por un riachuelo, sin solución de continuidad

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s