Joaquín González, director Cáritas Interparroquial de Melilla, encabeza personalmente el convoy de tres contenedores ayuda humanitaria que esta misma mañana ha partido de esta ciudad norteafricana con destino a la vecina Alhucemas.

 Con este nuevo envío ascienden a 11 el número de contenedores de material de emergencia transportados hasta la fecha por Cáritas Melilla hasta las zonas siniestradas por el terremoto del pasado 24 de febrero.

El convoy circula escoltado por efectivos de la policía de aduanas de Marruecos, para evitar posibles incidencias en el trayecto.

El reparto de este nuevo cargamento se llevará a cabo, como en las caravanas anteriores, con el apoyo de la comunidad de Hijas de la Caridad que trabajan en el hospital de Alhucemas y de la asociación marroquí VIAS (Voluntarios Islámicos de Acción Social), con la que Cáritas Melilla mantiene una estrecha colaboración desde antes del seísmo.

La partida de este nuevo cargamento de ayuda de emergencia desde Melilla coincide con la llegada a Alhucemas, ayer domingo, de una misión técnica de expertos de Cáritas Marruecos y de Cáritas Internationalis, con el objetivo de evaluar sobre el terreno las necesidades de la población local y analizar las áreas prioritarias de actuación de la red Cáritas en la fase de post-emergencia.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s