Cáritas Interparroquial de Melilla ha logrado transportar en los últimos días hasta Alhucemas un total de 8 contenedores de ayuda humanitaria, que está siendo repartida a los damnificados del terremoto que asoló la región del Rif el pasado 24 de febrero, a través de la comunidad de Hijas de la Caridad que trabaja en el hospital de dicha localidad marroquí. La ayuda enviada por Cáritas Melilla consiste, principalmente, en alimentos básicos, ropa de abrigo, medicinas, leche maternizada y pañales.

La red Cáritas ha logrado transportar esta ayuda hasta Alhucemas gracias al apoyo de las autoridades españolas y marroquíes, lo que ha permitido sortear las situaciones de caos que en los últimos días han venido afectando a las operaciones humanitarias en la zona siniestrada.

Al éxito de esta iniciativa solidaria de Cáritas ha contribuido también de forma decisiva el buen clima de colaboración que Cáritas Melilla mantiene con la asociación marroquí VIAS (Voluntarios Islámicos de Acción Social) dentro de las relaciones permanentes de colaboración que esa Cáritas mantiene con las comunidades locales del vecino Marruecos para desarrollar una labor social básica a favor de las familias más empobrecidas de las zonas de Alhucemas, Nador y Druich.

Este trabajo viene siendo coordinado desde hace años por monseñor Ramón Buxarrais, obispo dimisionario de Málaga, que periódicamente visita personalmente a las comunidades de esas regiones marroquíes más próximas a Melilla.

Una vez realizado este primer envío, Cáritas Melilla está a la espera de recibir de las Hijas de la Caridad de Alhucemas, una comunidad al frente de la cual está la española sor Josefa Suárez, nuevas indicaciones sobre futuros cargamentos de ayuda.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s