Estas Navidades, como viene siendo habitual, la Cáritas parroquial de Cuevas de San Marcos, ha organizado una cena junto a las personas inmigrantes que viven en el pueblo.

Este encuentro, preparado por la comunidad parroquial, viene celebrándose desde hace algunos años desde la Comisión de Cáritas, con la intención de motivar un espacio común de convivencia. Sin lugar a dudas, se trata de un momento cargado de significado.

Durante la cena se dedicó unas palabras a los inmigrantes que pretendían poner de manifiesto la actitud de acogida y apoyo que les brinda la comunidad cristiana. Además se recordó, que junto a sus derechos, también tienen obligaciones, como las de aportar al pueblo su trabajo, su cultura y todas sus capacidades personales y colectivas. Dos inmigrantes también aportaron su visión de la situación y animaron al resto a integrarse y participar en la vida del pueblo.

Cuevas de San Marcos tiene una población aproximada de unos 4.000 habitantes, y en los últimos años vienen acudiendo al pueblo, un buen número de personas inmigrantes para trabajar en la recogida de la aceituna. Este año, a causa de la crisis y la mala cosecha, no hay tanto trabajo en el campo, por lo que muchos de ellos, que en años anteriores han trabajado en la recolección de la aceituna, no tienen posibilidades de hacerlo en éste.

Desde Cáritas se viene ayudando a los inmigrantes a la búsqueda de empleo y vivienda y en las necesidades primarias, especialmente, al inicio de su llegada al pueblo.

Palabras a los inmigrantes desde la Cáritas parroquial del pueblo:

Estamos otro año mas de nuevo reunidos para compartir cena de amistad unión y fraternidad. Los que asistís por primera vez, bienvenidos, y los que repetís de otros años os saludamos.

Estáis fuera de vuestra patria, situación difícil y mal llevadera. Los españoles hemos experimentado lo que significa esto, fuimos inmigrantes dentro y fuera de nuestras fronteras. A veces se olvida, y esto os hace olvidar la memoria histórica.

La Comisión de Cáritas de Cuevas de San Marcos, los socios y colaboradores os decimos que podéis contar con nuestro cariño y ayuda incondicional cristiana.

Vosotros debéis observar unas líneas de conducta para sentirse acogidos e integrados. Vuestros derechos siempre estarán ahí y no  permitiremos que sean violados.

Tenéis vuestros deberes como son la asistencia de vuestros hijos a clase, la búsqueda y comportamiento en el trabajo y una conducta como la mayoría de habitantes del pueblo.

 Entre unos y otros trabajaremos para que todo esto sea posible construyendo una comunidad de hermanos.

Dolores Benítez
Comisión Cáritas Cuevas de San Marco

Palabras de una inmigrante  a los vecinos de Cuevas de San Marcos:

Para muchos rumanos, España le ha cambiado la vida. Encontraron trabajo y han podido realizar sus sueños y tener una vida digna. Todo esto gracias a salir de su tierra y ser acogidos en un pueblo pequeño de Andalucía: Cuevas de San Marcos.

El grupo de Cáritas hace muchas cosas buenas por los extranjeros, nos ofrecen ayuda (medicamentos, comida...) mientras encontramos trabajo en su pueblo.

Además esta noche han invitado a todos los extranjeros del pueblo a una cena, en la que convivimos y lo hemos pasado muy bien.

En el nombre de todos los extranjeros, yo una chica rumana, quiero dar muchas gracias a Cáritas, y a todos los que colaboran con ella. Por mi parte prometo que nos vamos a comportar bien, para no fallar a quienes nos están dando tanto cariño y nos acogen con los brazos abiertos.

 

Inmigrante rumana de Cuevas de San Marcos

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s