En el presente curso 2009/10 las Cáritas parroquiales de Archidona – Campillos han reflexionado sobre la crisis actual, con el esquema metodológico empleado en Cáritas de forma habitual: Ver – Juzgar – Actuar.

Comenzaron este proceso con un análisis exhaustivo de la situación durante un encuentro arciprestal celebrado el curso pasado, donde, con la ayuda de Juan Lorenzo Pineda, de la parroquia Purísima Concepción, en Alameda, sometieron a estudio el complejo sistema económico de nuestra sociedad.

En enero de 2010 se dispusieron a juzgar las actitudes y valores que se ocultan tras este grave  problema social, a la luz del Evangelio, durante un encuentro  celebrado en Teba con la ponencia central “Crisis de Valores” a  cargo de Anselmo Ruiz, director de Cáritas Diocesana de Málaga.

En la última Comisión de este curso, celebrada el 29 de mayo, se comprometieron de forma conjunta a desarrollar una serie de acciones en cada uno de los pueblos y publicar un escrito en los medios de comunicación de la comarca, denunciando, en nombre de los más perjudicados, la lamentable situación que están padeciendo centenares de familias de su entorno.

CARTA DE LAS CÁRITAS PARROQUIALES DEL ARCIPRESTAZGO ARCHIDONA-CAMPILLOS

Estamos viviendo tiempos en los que en todos lados se nos habla permanentemente de crisis. Llevábamos algunos años de bonanza económica que pensábamos durarían siempre. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Nos han creado unas necesidades que no teníamos y que ahora nos parecen imprescindibles.  Nos hemos acostumbrado al despilfarro como estilo de vida tanto entre las instituciones como entre las personas. ¿Y ahora qué hacemos?,  ¿tendremos que esperar a que vuelva a crecer la economía?...
Esta situación de crisis, como viene siendo habitual, la acaban pagando las personas que menos cuentan de nuestra sociedad: los que no tienen trabajo, los que vienen de otros países, los jóvenes sin futuro,… por no hablar de los países empobrecidos. Nuestros hermanos del Sur estaban en crisis, están en crisis y estarán en crisis mientras no nos planteemos otra forma de vida en nuestra sociedad consumista y opulenta. Ya quisieran ellos poder gozar nuestra situación.
Esta crisis no es sólo económica. Es fundamentalmente una crisis de valores: hemos construido una sociedad que ha puesto en el centro de su vida el dinero, y no a las personas; una sociedad donde los gobiernos pueden ir al rescate de bancos y grandes fortunas, pero son incapaces de ofrecer un mínimo de dignidad para todos; una sociedad en la que se ha despreciado la honradez y el esfuerzo, a costa de “cuanto más dinero y más rápido mejor”.
 El fracaso de este modelo de desarrollo es evidente, pero se nos quiere hacer creer que bastará con que la economía vuelva a crecer. Nosotros, desde Cáritas, creemos que no es así, que la solución no es inflar de nuevo el globo de la economía. Este mundo es injusto ahora, y lo era hace unos años en los que había bonanza económica, aunque siempre para los del Norte. La pobreza en nuestros pueblos y especialmente en los países empobrecidos sigue interpelándonos, sigue llamándonos a construir el mundo sobre otros valores, donde organicemos nuestra forma de vivir poniendo en el centro el bien común de todos los seres humanos y no el acaparar y amontonar riquezas  a costa de los más débiles del sistema.
Desde las Cáritas parroquiales y como Iglesia presente en los pueblos de la comarca, hacemos  un llamamiento a la esperanza, a cambiar nuestra sociedad desde sus cimientos, a redescubrir valores como el compartir y la austeridad; en definitiva, vivir desde la fraternidad. Desde nuestro trabajo cotidiano, con nuestras capacidades y debilidades, queremos ofrecernos para construir una sociedad en la que disfrutemos de los bienes que Dios ha puesto en este mundo para todos y que en estos momentos, desafortunadamente, sólo disfrutan unos cuantos.

Fdo.: Cáritas parroquiales Arciprestazgo Archidona – Campillos

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s