Cáritas parroquiales

Desde hace casi una década, Mercedes Agüera dedica su tiempo a quienes acuden en busca de ayuda a la Cáritas Parroquial Virgen del Rocío, en San Pedro de Alcántara. En los últimos meses no ha dejado de atender, junto a otros miembros de su equipo, las demandas de decenas de familias afectadas por la crisis del Covid-19.

«Nunca habíamos vivido unas circunstancias como estas, por lo que creo que es normal que los voluntarios de Cáritas sintamos un profundo desasosiego cuando volvemos a nuestras casas después de haber atendido a tantas personas. Ahora, especialmente, nos damos cuenta de que por mucho tiempo que llevemos en Cáritas tratando de servir a los más pobres, nunca podremos acostumbramos al sufrimiento humano.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Tras más de seis años al servicio de la Cáritas Parroquial Ntra. Sra. de la Victoria, Mariví Martín, junto a un amplio equipo formado por catorce voluntarios, trata de acompañar y ayudar a las familias que están padeciendo con mayor crudeza los efectos de la crisis generada por el Covid-19.

«Lo único que nos puede reconfortar en estos días tan difíciles es precisamente lo que más añoramos, estar al lado de las personas. Nuestro país está enfermando cruelmente y, por desgracia, también tenemos otros efectos colaterales, porque esta situación está arrasando con las pocas oportunidades que ya tenían las personas más vulnerables.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
José Luis Morales es uno de los miembros de la Cáritas Parroquial de Santiago, donde el pasado Jueves Santo iniciaron la campaña "Caridad desde Casa". Gracias a la generosidad y solidaridad de todos los que han querido contribuir, pueden seguir haciendo frente a la difícil situación que atraviesan muchas familias.

«Estoy a todas horas enganchado al teléfono y al portátil porque en nuestra Cáritas Parroquial estamos haciendo la acogida y el acompañamiento telefónicamente. Con la ayuda de mi compañera Pilar, contactamos semanalmente con la mayoría de ellos. No se trata sólo de dar ayuda material, sino sobre todo de estar cerca, escuchar y animar en esta situación de confinamiento. Toda la ayuda económica la hacemos a través de banca online, de forma que nadie quede desamparado.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Sin considerarse un héroe ni nada que se le parezca, el director de la Cáritas Parroquial Virgen de Camino, Sergio Guardeño, lleva mes y medio atendiendo de manera incansable a las familias de su barrio junto a su párroco, Leopoldo Antolín. Los demás miembros del equipo no pueden estar en estos momentos en primera línea debido a su edad, pero se encargan de llamar a las familias para transmitirles esperanza, fe y cercanía. 

«Lo primero que hicimos, como así se estableció, fue elaborar un listado de peticiones de ayuda de las familias para ponerlas a disposición de los Servicios Sociales, pero ante la falta de respuesta y la gravedad de la situación de muchas de ellas, nos tuvimos que poner a citar a las familias, en horario de 18 a 19:30 horas, de manera organizada para que no coincidieran durante la espera e intentando tomar siempre las medidas de seguridad e higiene necesarias.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Mª Rosa Gutiérrez coordina el trabajo que realizan los voluntarios de las Cáritas del arciprestazgo Fuengirola-Torremolinos para procurar atender todas las necesidades urgentes.

«Debido a las circunstancias actuales nos hemos visto obligados a reducir mucho la participación de los voluntarios en las acogidas de todo el arciprestazgo y la atención presencial que veníamos prestando, pero nos hemos organizado bastante bien esta tarea de manera telemática poniendo los teléfonos de contacto y correos electrónicos de todas nuestras Cáritas a disposición de quien pudiera necesitar nuestra ayuda.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s