El Director de Cáritas Diocesana Málaga, Anselmo Ruiz, y la Concejala de Asuntos Sociales, María Victoria Romero, firmaron ayer dos convenios de colaboración para desarrollar dos programas de carácter social.

 El primero de ellos esta destinado a la intervención social en barriadas con alto nivel de exclusión social y el segundo al sostenimiento económico de pisos de integración sociolaboral para inmigrantes.

Intervención Social en los Asperones, las Cuevas y las Castañetas

En estas tres barriadas se realizan actuaciones de educación de calle con menores y jóvenes,  se planifican actividades deportivas,  acompañamientos en la búsqueda  de empleo y  tareas de alfabetización.

En los Asperones el programa incluye específicamente el desarrollo de talleres de hostelería, camarera de piso, pintura y de flamenco, además de un Aula de Verano y otra de Mujeres. En la barriada de las Cuevas se realizan intervenciones individuales y se imparte un taller de costura. Por último, en las Castañeas, desarrollan juegos de calle y talleres con menores y jornadas de formación.

Pisos de Acogida para inmigrantes

Los 23.000 euros que el ayuntamiento destina al programa de Pisos de Integración Social para inmigrantes se destina concretamente a los gastos de alquiler, mantenimiento y conservación de los dos inmuebles de estas características que mantiene abiertos Cáritas. Este recurso complementa la RED de 203 plazas de atención a personas sin hogar generada por la Agrupación de Desarrollo para la atención de los sin techo del municipio y que incluye el Centro de Acogida Municipal del Ayuntamiento de Málaga, el Centro de Acogida de Personas sin Hogar  de la Congregación de San Juan de Dios, el Hogar Pozo Dulce de Cáritas Diocesana, los Pisos puente de inserción para inmigrantes con Málaga Acoge y el Comedor Santo Domingo, con sus programas de inserción social y de manutención.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s