¿Sin salida? Perdidos en un sistema de protección social que no protege ni la salud, ni el derecho a un trabajo, ni a una vivienda digna, ni el acceso a los servicios sociales. La aparición de la COVID 19 y la pandemia sanitaria que vivimos han desatado una profunda crisis social, económica y humana que nos ha sumergido en una realidad extraordinaria en la que las personas mas frágiles y vulnerables viven con mayor crudeza la desprotección social y el acceso a los derechos humanos.

La Campaña Nadie Sin Hogar se enfrenta este año al reto de lanzar su mensaje en un contexto social mucho más frágil y deteriorado. La realidad de las aproximadamente 40.000 personas en situación de sinhogarismo acompañadas por Cáritas y los 2.500.000 de personas en situación de extrema vulnerabilidad que existen hoy en nuestro país como consecuencia de los efectos de la crisis, nos piden responder a los retos que esta emergencia humana nos ha puesto delante.

El impacto de la COVID 19 en nuestras vidas es inmenso, pero aun es mayor en las vidas de las personas más vulnerables y excluidas de la sociedad como ocurre con las personas sin hogar. Ellas no tienen un hogar donde poder refugiarse, cuidarse y recuperar la salud y la tranquilidad, y además ven dificultado su acceso a los mecanismos de protección social, que resultan insuficientes y poco adaptados a su realidad.

Retos y oportunidades que se nos presentan

Desde Caritas y el resto de entidades que trabajamos y acompañamos la realidad de estas personas, constatamos que los sistemas de cuidado y protecci6n actuales no son suficientes.

Es urgente avanzar hacia una sociedad donde vivamos con plena universalidad e igualdad en derechos y para conseguirlo necesitamos trabajar para responder a varios retos, que a la vez son oportunidades:
  • Reclamar como derecho humano la protección social para TODAS las personas.
  • Garantizar unas políticas publicas de protección social que tengan en cuenta a las personas mas vulnerables, y denunciar las vulneraciones de derechos cuando se producen.
  • Demandar unos medios de comunicación sensibles y veraces, que contribuyan a la sensibilización y difusión de la situación en la que viven las personas sin hogar al resto de la sociedad.
  • Recuperar valores como la solidaridad, la justicia y la empatía con quienes sufren para construir una sociedad en la que las personas cuenten.
  • Necesitamos avanzar a una sociedad de los cuidados, donde sentirnos responsables y solidarios unos de otros.
  • Caminar y hacer posible que todas las personas tengan un hogar, es tarea de toda la comunidad social.
MATERIAL DESCARGABLE

Folleto
Díptico
Cartel
Guía de campaña
Manifiesto
Material pastoral
Preguntas y respuestas
Enlaces a los vídeos
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s