Cáritas Diocesana

Desde el año 2011, Juanjo Bretón desarrolla su voluntariado en el Área de Comunicación y Sensibilización de Cáritas Diocesana de Málaga, tratando junto a su equipo, de dar a conocer la labor que desempeña la institución al servicio de los más necesitados.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Ya puedes colaborar con Cáritas Diocesana de Málaga a través de Bizum. En tu app bancaria selecciona "Hacer una donación" o "Donar a una ONG", introduce el código 38047 y el importe que desees enviar. Es una operación fácil, segura e inmediata, que no tiene coste adicional.

Bizum es un sistema de pago pensado para todas las personas. Funciona de una cuenta bancaria a otra y que está integrado en la app de los bancos.

#CadaGestoCuenta
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Hemos vivido este año una Cuaresma especial con motivo de la pandemia del coronavirus, que ha trastocado nuestros hábitos cotidianos, nuestra vida laboral y social, y nos ha impedido celebrar de manera comunitaria la liturgia de la Semana Santa.Pero, como dice santa Teresa de Jesús, no debe turbarnos ninguna dificultad: “Nada te turbe, nada te espante. Todo se pasa; Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza; quien a Dios tiene, nada le falta; sólo Dios basta".

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Las entidades sociales que conforman la Agrupación de Desarrollo para Personas Sin Hogar están impulsando una campaña de apoyo a las personas sin hogar, que han visto cómo la crisis social y sanitaria generada por el COVID-19 ha complicado aún más su ya precaria situación. De las más de 400 personas sin hogar que habitan en Málaga, al menos 130 se encuentran directamente en situación de calle, carentes de un lugar donde guarecerse y confinarse.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Los centros de Cáritas Diocesana, como no podía ser de otra forma, en las últimas semanas se han visto también afectados por la crisis generada por la pandemia del Covid – 19. «Desde que fue declarado el estado de alarma, sus responsables tomaron todas las medidas necesarias para tratar de evitar la propagación del virus entre los acogidos, cumpliendo estrictamente con la normativa», asegura Francisco J. Sánchez, director de Cáritas Diocesana.

Para Cáritas, las personas que residen en sus centros son parte esencial de la gran familia que conforma la institución, junto a voluntarios, trabajadores y colaboradores. Como tal, son cuidados y atendidos por un amplio equipo humano que se desvela por cuidar su salud y atender todas sus necesidades. Las Hijas de la Caridad, presentes desde sus orígenes en dos de estos centros, la casa de acogida para enfermos de sida Colichet y el Hogar Pozo Dulce, continúan también en estos duros momentos fieles a su compromiso, dispuestas a luchar cuanto haga falta al servicio de los más pobres.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s