18/01/2023

José Humberto Figueroa: «Me sentía escuchado, querido e integrado»

Natural de Venezuela, llega a España a finales de 2021 en busca de un futuro mejor. Nada más llegar a Málaga, un conocido le anima a realizar alguno de los cursos de Sagrada Familia. Ha querido compartir su testimonio.

José Humberto Figueroa, natural de Venezuela, llega a España a finales de 2021 en busca de un futuro mejor. Nada más llegar a Málaga, un conocido le anima a realizar alguno de los cursos de Sagrada Familia, el centro formativo de Cáritas donde él mismo estaba cursando la modalidad de mecánica. Sin pensarlo dos veces, formaliza su solicitud, acude a la entrevista y comienza desde ahí una vida nueva.

Hasta hoy, su vida ha estado marcada por la determinación y un profundo deseo de crecer e integrarse social y profesionalmente. Generosamente ha querido compartir su testimonio:

Cuando llegué al centro formativo de Cáritas, me dieron la oportunidad de inscribirme en el curso de camarero de pisos, de estudiar y de prepararme durante doce meses en los que no podía hacer otra cosa. En este tiempo, no solo me dieron formación. Me dieron apoyo psicológico, cariño, respeto y amistad. Todo esto me ayudó a dejar atrás la dura realidad que había estado viviendo en mi país y me abrió las puertas a un mundo totalmente distinto donde, por primera vez, comencé a sentirme parte de la sociedad. Me sentía escuchado, me sentía querido e integrado.

Personalmente, me considero una persona inquieta, con iniciativa, siempre con ganas de seguir aprendiendo. Hablo cuatro idiomas y estoy graduado como licenciado en finanzas y como técnico medio en producción, pero como el proceso de homologación de los estudios es tan lento y complicado, preferí no esperar y, con la ayuda de los profesores del centro de Cáritas, en tan solo tres meses, preparé el examen y conseguí sacar el título de Educación Secundaria Obligatoria. También realicé el curso de camarero de piso, donde me enseñaron muy bien y me formaron para trabajar; no solamente con clases teóricas. Nos reforzaban aspectos tan importantes como la presencia, la forma de hablar o la atención al cliente. ¡Fue un curso tan práctico y tan real!

Cuando acabé el periodo de prácticas, me ofrecieron una oportunidad laboral en el mismo hotel, donde me contrataron como recepcionista alterno y después decidieron dejarme para cubrir a un chico que estaba enfermo. A las dos semanas, una de las camareras de piso se jubiló y, como mi contrato era de media jornada, pude estar un tiempo alternando esas dos tareas y aplicar todo lo que había aprendido. Esta fue mi primera experiencia laboral aquí y fue posible gracias a que me habían facilitado la formación profesional necesaria, además del carnet de manipulador de alimentos, el de seguridad y riesgos laborales.

Actualmente busco nuevas oportunidades porque finalizó mi contrato. Estoy intentando encontrar un empleo y, al mismo tiempo, seguir complementando mi formación. Mientras tanto, dedico todo el tiempo que puedo a ayudar a otras personas y desde hace tiempo soy voluntario de Cudeca donde me encargo de la caja, del escaparate, de seleccionar ropa, etiquetarla, etc.

Aunque ya he finalizado mis estudios en el centro de Cáritas, me gusta pasar a saludarles de vez en cuando. Siento que son parte de mi familia y me une a ellos una gran amistad, cariño y respeto. Todos forman parte de la felicidad que siento ahora. Recientemente me han concedido el asilo indefinido y solo puedo sentirme bendecido y apoyado. Estaré eternamente agradecido a Cáritas, Cudeca y Cear, que me acogió en uno de sus recursos y me ofreció un gran apoyo. Por supuesto, también a todas las personas que me han ayudado desde que llegué a esta ciudad. Todos forman parte de la felicidad que siento ahora.

A quienes se encuentren en mi misma situación les diría que den a los demás la oportunidad de conocerles y que demuestren su interés por mejorar y salir adelante. No se trata solamente de llegar a una habitación, tener comida y donde dormir, sino de ofrecer lo mejor de uno mismo cada día: formarse, colaborar con alguna institución, moverse, conocer gente, etc.

 

 

Los cursos impartidos en el centro Sagrada Familia cuentan con la colaboración del Fondo Social Europeo.